Histología del sistema cardiovascular

Histología del sistema cardiovascular

(Parte 1 de 3)

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

El sistema circulatorio se encuentra dividido en dos sistemas vasculares, a saber: Sistema vascular sanguíneo

Sistema vascular linfático.

El sistema vascular sanguíneo trabaja en base a una bomba propulsora y automatizada, el corazón, quien expulsa la sangre a presión, hacia los vasos sanguíneos arteriales, los cuales la conducen hacia los órganos y tejidos. Asimismo, los vasos venosos retiran la sangre desde los tejidos y órganos y la regresan al corazón.

El sistema vascular linfático, en cambio, no transporta sangre sino Linfa, ultrafiltrado plasmático que se colecta a nivel de los capilares linfáticos ubicados en el intersticio, luego viaja por los vasos colectores linfáticos, es filtrada a nivel de los linfonodos y finalmente se devuelve a la aurícula derecha cardíaca, mediante la gran vena linfática o el conducto torácico.

Ambos sistemas son interdependientes y permiten el correcto funcionamiento de todos los tejidos, órganos y sistemas.

El sistema vascular sanguíneo se estructura de la siguiente manera: Corazón

Arterias

Microcirculación (Capilares)

Venas

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Cada una de de estas entidades ofrece diferentes subdivisiones, según su tamaño y su función; sin embargo, trabajan juntas en un sistema cerrado que expulsa la sangre desde el corazón, hacia los tejidos, y devuelve la sangre desde los tejidos hacia el corazón.

Corresponde a una bomba propulsora especializada cuya finalidad es expulsar la sangre a alta presión hacia las arterias.

Histológicamente el corazón ofrece tres capas o envolturas claramente diferenciables:

Pericardio (envoltura más externa)

Miocardio (envoltura media, con capacidad contráctil)

Endocardio (envoltura más interna)

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

El PERICARDIO corresponde a la envoltura más externa del corazón, y está formada por una membrana serosa de dos hojas, una que se encuentra envolviendo a la víscera misma, y otra que se refleja a partir de ésta, hacia la cavidad cardíaca. Entre ambas subcapas, existe líquido pericárdico.

Pericardio visceral: también denominado epicardio, corresponde a aquella membrana que se encuentra rodeando en íntimo contacto a la víscera, en este caso, el corazón, y ofrece tres zonas distintas: o Mesotelio: se refiere al epitelio de revestimiento plano y simple, que recubre externamente al corazón, y que forma parte de las membranas anatómicas de tipo serosas. o Tejido conectivo fino, forme y resistente, bajo el mesotelio, con abundantes fibras elásticas y colágenas. o Subpericardio: corresponde a la capa más profunda del pericardio visceral, aquella que limita con la envoltura media del corazón o miocardio. Esta capa se encuentra conformada por un tejido conectivo más laxo, con vasos sanguíneos, nervios y abundante tejido adiposo.

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Pericardio parietal: aquel que se refleja desde la hoja visceral, también es una membrana serosa que ofrece mesotelio y tejido conectivo sub epitelial: sin embargo, el pericardio parietal no presenta subpericardio. El pericardio parietal se adhiere a la cavidad cardíaca, y entre él y el pericardio visceral, existe líquido pericárdico, el cual facilita los movimientos cardíacos.

Microfotografía del Pericardio Visceral.

El MIOCARDIO corresponde a la capa media del corazón, la cual alcanza el mayor desarrollo de las tres. Es una capa que se caracteriza por su capacidad contráctil, debido a que el tejido que la constituye es muscular estriado cardíaco contráctil (conocido ampliamente sólo como músculo cardíaco o miocardio contráctil).

El miocardio contráctil se organiza a nivel auricular de manera diferente a como se organiza a nivel ventricular, debido a que la aurícula es notoriamente más delgada

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM que el ventrículo. Esto se explica porque es la contracción de la pared ventricular la que debe expulsar la sangre a elevada presión hacia las arterias; en cambio, a nivel auricular, la sangre solamente es recibida desde las arterias aorta y pulmonar, y luego desciende, a través de las válvulas aurículo – ventriculares, hacia los ventrículos, sin necesidad de expulsar la sangre a presión.

Miocardio Auricular

Manojo de fibras musculares cardíacas superficiales de orientación transversal.

Manejo de fibras musculares cardíacas profundas, de disposición perpendicular.

Entre las fibras musculares, se encuentra un tejido conectivo laxo, el cual también se conoce con el nombre de endomisio.

Miocardio Ventricular

Sistema muscular en espiral, parcialmente se pueden apreciar tres capas, poco definidas, de músculo estriado cardíaco: o Longitudinal externa o Circular media o Longitudinal interna

Las células del miocardio contráctil se caracterizan morfológicamente porque presentan un núcleo redondo, central, y su citoplasma ofrece prolongaciones en forma de X. Cada miocito tiene estriaciones transversales y longitudinales, y las

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM uniones entre ellos se unen formando una unión tipo escaleriforme, con segmentos longitudinales y segmentos transversales, que a microscopía óptica normalmente se aprecia como un disco vertical, denominado disco intercalar.

El ENDOCARDIO representa la capa más interna del corazón, que se encuentra en contacto con la sangre; ofrece un grosor mayor en los ventrículos, y dentro de él se pueden distinguir tres estratos o capas que lo conforman:

Endotelio: recibe este nombre propio el epitelio de revestimiento plano simple, que reviste al corazón, los vasos sanguíneos y linfáticos. El endotelio vascular se encuentra en contacto íntimo con la sangre.

Subendotelio: ubicado inmediatamente bajo el endotelio vascular, corresponde a una capa elástico – muscular, formada por un tejido conectivo relativamente denso, abundantes fibras elásticas y algunas células musculares lisas de disposición longitudinal.

Subendocardio: corresponde al tejido conectivo laxo que se ubica bajo el subendotelio del endocardio, y que se continúa con el tejido conectivo laxo de su capa vecina, el miocardio. En esta capa encontramos abundantes vasos sanguíneos, nervios, vasos

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM linfáticos, y ramas del sistema excitoconductor (Haz de His y Fibras de Purkinje). Los miocitos específicos que desempeñan la función de excito – conducción se caracterizan histológicamente por las siguientes características: o Núcleo ovalado, pálido, central. o Células globosas. o Escasas miofibrillas en comparación con los miocitos cardíacos contráctiles. o Miofibrillas periféricas. o Citoplasma pálido, con gran cantidad de glicógeno en su interior.

Corresponde a un conjunto de estructuras fibrosas de soporte, conectadas a las válvulas y a las fibras musculares. El esqueleto cardíaco está constituido por tres estructuras:

Anillos Fibrosos: tejido conectivo denso que rodea a las válvulas cardíacas aurículo – ventriculares y sigmoídeas.

Trígono Fibroso: tejido conectivo denso irregular en forma de triángulo, que se ubica entre las arterias aorta y pulmonar. También se encuentra entre los anillos fibrosos de las válvulas aurículo – ventriculares.

Septum Membranoso: tejido conectivo denso irregular que se encuentra entre las aurículas, y parcialmente entre los ventrículos.

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Corresponden a duplicaciones del endocardio, en el cual encontramos al endotelio vascular con un núcleo de tejido conectivo denso irregular.

La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria que afecta, entre otros órganos, al corazón. Su desarrollo es producto de una reacción autoinmune que se presenta como un proceso inflamatorio difuso del tejido conectivo presente en el núcleo de sus válvulas, en respuesta a los antígenos de la bacteria estreptococo beta hemolítico luego de padecer una faringoamigdalitis aguda. Producto de la alteración que sufren estas válvulas el flujo sanguíneo se ve alterado, transformándose en un medio favorable para el desarrollo bacteriano.

Desde un punto de vista odontológico, es importante considerar esta patología ya que cualquier procedimiento que involucre sangramiento dentro de la cavidad bucal puede producir una bacteremia, es decir, el ingreso de microorganismos al torrente sanguíneo, lo que implica que los pacientes que muestren predisposición o tengan antecedentes de alteraciones de este tipo

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM deben ser pre-medicados con un fármaco antimicrobiano momentos antes de la cirugía, procedimiento que se conoce como profilaxis antibiótica.

La irrigación del corazón ocurre principalmente a través de ramas de la arteria Aorta denominadas arterias Coronarias, las cuales se capilarizan en el miocardio, especialmente a nivel ventricular. Estas son arterias terminales, es decir, no presentan anastomosis, aspecto muy importante en los casos de infartos agudos al miocardio. Luego de pasar a través de los capilares continuos, la sangre retorna al corazón vía venas coronarias, seno coronario y finalmente aurícula derecha.

Los vasos sanguíneos corresponden a entidades que llevan la sangre desde al corazón hacia los tejidos, y luego devuelven la sangre, desde los tejidos hacia el corazón. Se clasifican como:

Arterias

Capilares

Venas

Según su calibre, es decir, grosor de su pared, constituyentes histológicos de la misma, y diámetro luminal, los vasos sanguíneos anteriormente mencionados se pueden sub-clasificar de la siguiente manera:

Arterias o Elásticas o de Gran Calibre o Musculares o de Mediano Calibre o Arteriolas o de Pequeño Calibre

Capilares o Continuos

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM o Fenestrados o Sinusoides

Venas o Vénulas o venas de Pequeño Calibre o Venas medianas o Venas Grandes

Adicionalmente existe una tercera clasificación, la cual considera como parámetro la funcionalidad de los vasos sanguíneos, estableciendo la siguiente estructura:

Vasos de conducción, aquellos que conducen la sangre fuera del corazón, corresponden a las arterias de tipo elásticas.

Vasos de distribución, aquellos que distribuyen la sangre a los distintos tejidos y órganos, corresponden a las arterias musculares.

Vasos de resistencia, los cuales determinan la resistencia periférica total que ofrece el sistema arterial al paso de la sangre al lecho capilar, y que corresponden a los vasos de resistencia.

Vasos de intercambio, aquellos donde se lleva a cabo un intenso intercambio metabólico. Dentro de estos vasos encontramos a los capilares y a las vénulas post capilares.

Vasos de capacitancia, corresponden a las venas.

Vasos de derivación, en los cuales la sangre es derivada directamente desde las arteriolas hacia las venillas, evitando la capilarización. En este grupo encontramos a las anastomosis arterio – venosas y a las vías preferenciales; estas últimas, si bien utilizan el lecho capilar, el cierre de los esfínteres capilares no permite la capilarización de la sangre y la deriva directamente hacia el dominio venoso.

Histológicamente, los vasos sanguíneos siguen una estructura general parecida, en términos de las envolturas o túnicas que constituyen su pared. Estas envolturas

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM son tres, una interna, la cual está en contacto con la sangre, una media, fibro – muscular, y una externa, fibro – celular.

Túnica íntima

Túnica media

Túnica adventicia

Corresponde a la envoltura más interna de los vasos sanguíneos, y se encuentra constituida por:

Endotelio vascular, corresponde a un epitelio de revestimiento plano simple, el cual recibe este nombre propio debido a que presenta funciones específicas, tanto en los vasos sanguíneos como en los vasos linfáticos. Dentro de las funciones características del endotelio se destacan: o Barrera de permeabilidad o Síntesis de colágeno, proteoglicanos y lámina basal o Síntesis de factor von Wiellebrand o Síntesis de sustancias antitrombóticas (trombomodulina, óxido nítrico, etc.) o Síntesis de citoquinas o Síntesis de factores de crecimiento

Lámina basal

Subendotelio, escaso y evidente a microscopía óptica sólo en los vasos de mayor tamaño. Aquí encontramos un tejido conectivo de densidad variable, y en ocasiones, miocitos lisos.

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Es la envoltura intermedia de los vasos y se encuentra constituida por: Fibras musculares lisas, circulares.

Fibras colágenas y elásticas.

Membranas elásticas.

Fibroblastos, sólo en el caso de las venas.

Lámina limitante interna o membrana elástica interna.

Lámina limitante externa o membrana elástica externa.

Es importante aclarar que, en el caso de las arterias, el único tipo celular que encontramos en la túnica media es el miocito liso, el cual es responsable de la elaboración de todos los componentes de la matriz extracelular de esta túnica. Por lo tanto, serán los miocitos lisos los responsables de la síntesis de fibras colágenas, fibras y membranas elásticas y sustancia fundamental. Ésto es de alta relevancia, por cuanto en las venas, si bien existen miocitos lisos en la túnica media, también hay fibroblastos, y son estos últimos los responsables de sintetizar la MEC.

Las membranas elásticas corresponden a entidades formadas exclusivamente por elastina, y que ofrecen perforaciones a intervalos, para permitir el paso de nutrientes que vienen desde la túnica adventicia. Estas membranas elásticas conforman gran parte de la pared de las arterias elásticas o de gran calibre (por eso su nombre), y después comienzan a disminuir en número, quedando reducidas sólo a dos membranas elásticas o láminas limitantes, una interna y otra externa, a nivel de las arterias musculares. De ambas, la externa es inconstante, y sólo se observa en las arterias musculares y arteriolas más grandes. Posteriormente, a nivel de las arteriolas más pequeñas, se mantiene la lámina limitante o membrana elástica interna hasta un lumen aproximado de 40 micrones. Bajo este valor, también desaparece la lámina limitante interna.

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Es la túnica o envoltura más externa de los vasos sanguíneos, y se encuentra formada por tejido conectivo de densidad variable, y con orientación longitudinal al eje mayor del vaso sanguíneo. Es importante destacar que en esta túnica es posible encontrar pequeños vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas que permiten nutrir la capa media y adventicia de los vasos sanguíneos, en especial, en aquellos de gran grosor de pared.

Vasa vasorum, nombre otorgado a los vasos de los vasos, o sea, a aquellos vasos sanguíneos que irrigan a la túnica adventicia, y cuya función es nutrir también a la túnica media. Ésto debido a que la difusión de sangre desde la luz del vaso sanguíneo sólo puede nutrir a la túnica íntima.

Nervi vasorum, nombre asociado a los nervios que llegan a la túnica adventicia de los vasos sanguíneos.

Dr. FELIPE WILLIAMSON DARGHAM

Aquellas venas que deben transportar la sangre de regreso al corazón, y en contra del sentido de la gravedad, ofrecen músculo liso de disposición longitudinal en la túnica adventicia, para ayudar, junto con las válvulas venosas y la contracción del músculo estriado esquelético de la zona, al retorno venoso. Estas venas se clasifican como venas infracardíacas. En cambio, las venas supracardíacas no requieren de esta capa de músculo liso en la túnica adventicia, ya que la sangre desciende ayudada por la fuerza de gravedad.

(Parte 1 de 3)

Comentários