Boas Práticas de Manejo de camarão

Boas Práticas de Manejo de camarão

(Parte 1 de 8)

DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Jorge Cuéllar-Anjel • Cornelio Lara • Vielka Morales Abelardo De Gracia • Oscar García Suárez

DE MANEJO PARA EL CULTIVO DE CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Jorge Cuéllar-Anjel • Cornelio Lara • Vielka Morales Abelardo De Gracia • Oscar García Suárez

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Autores:

Jorge Cuéllar-Anjel

Cornelio Lara Vielka Morales

Abelardo De Gracia Oscar García Suárez

Panamá, Julio de 2010

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Esta publicación ha sido posible gracias al Proyecto: “Apoyo al Proceso de Integración de la Pesca y la Acuicultura Centroamericana” (PRIPESCA), financiado por la República de China (Taiwán).

Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción y difusión de material contenido en este manual para fines educativos u otros fines no comerciales sin previa autorización escrita de los titulares de los derechos de autor. Se prohíbe la reproducción de material contenido en este manual para reventa u otros fines comerciales sin previa autorización escrita de los titulares de los derechos de autor. Las peticiones para obtener tal autorización deberán dirigirse al Director Ejecutivo de OIRSA (oirsa@oirsa.org) o al Director Regional de OSPESCA (info.ospesca@sica.int).

Derechos reservados: © OIRSA-OSPESCA 2010

Primera edición en español • Noviembre 2010 Tiraje: 1,0 ejemplares • Distribución gratuita Hecho en Panamá ISBN: 978-9962-661-05-4

Esta obra debe citarse de la siguiente manera: Cuéllar-Anjel, J., C. Lara, V. Morales, A. De Gracia y O. García Suárez. 2010. Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei. OIRSAOSPESCA, C.A. p. 132.

Diseño y Publicación: New Concept Publications, Inc. (507) 226-1974 Panamá

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

La Acuicultura, es sin duda, una de las grandes potencialidades para producir alimentos de alta calidad con que cuenta el Istmo Centroamericano, así como para generar bienestar a través del empleo y réditos. Esto se ha evidenciado en el Inventario Regional de Cuerpos de Agua Continental levantado por la Organización del Sector pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA). En particular, el cultivo de camarones marinos es una actividad acuícola que genera beneficios sociales y económicos sustancialmente significativos para la región. Tanto para la exportación extra-regional, así como para el mercado intrarregional, en los últimos años.

No obstante, el cultivo de camarones marinos también está expuesto a riesgos sanitarios por la presencia de patógenos nocivos que han obligado a la región a tomar medidas para proteger las producciones e inversiones realizadas. En respuesta a esta necesidad, el OIRSA y OSPESCA, en alianza con las autoridades sanitarias de los países miembros, OIE, FAO y el sector privado, han instituido un grupo de expertos conocido como el “Grupo Ad-Hoc de Sanidad Acuícola”. Este grupo, ha venido, progresivamente, dando aportes valiosos para una producción sana y sostenible, siendo uno de ellos el presente “Manual de Buenas Prácticas de Manejo para el Cultivo del Camarón Blanco Penaeus vannamei”. Este manual, será una herramienta de apoyo al productor y técnico acuícola para realizar cultivos que aseguren una producción con calidad y rentabilidad con apego a principios de sostenibilidad.

La elaboración y publicación de este manual también ha contado con el apoyo de la República de China (Taiwán) por medio del Proyecto de Apoyo al Proceso de Integración de la Pesca y la Acuicultura Centroamericana (PRIPESCA) que ejecuta OSPESCA con la participación administrativa de OIRSA.

La finalidad de esta obra es que se convierta en una herramienta de consulta continua para que el productor y técnico acuícola obtengan una producción de camarones de calidad, sobre la base de un modelo de cultivo competitivo que reúna los requisitos sanitarios que exigen los mercados regionales e internacionales.

Guillermo E. Alvarado Downing Mario González Recinos Director Ejecutivo de OIRSA Director Regional de SICA/OSPESCA

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Los autores agradecen por su especial colaboración con la estructuración técnica y revisión del presente Manual a las siguientes personas de Panamá: Itzela Davis, Roberto Chamorro, Mariola Lemieszek de Camargo, Rigoberto Camargo, Hugo Pérez, Orlando Vernaza, María del Pilar Moyano, Eva Correa, Ricardo Villarreal, Susset Dager y Eva Bravo; de Nicaragua: Agnes Saborío; de Honduras: Carlos Girón; de Guatemala: Alexander De Beausset y de México: María Cristina Chávez Sánchez

De igual manera, agradecen el apoyo recibido de parte de las siguientes empresas y entidades que permitieron la participación de sus técnicos y el uso de sus instalaciones en la elaboración y revisión del presente Manual: Camaronera de Coclé S.A. (CAMACO) e Industrias de Natá S.A. (INASA) del Grupo CALESA de Panamá, el Programa de Sanidad Acuícola de la Dirección de Salud Animal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) de Panamá, la Dirección de Investigación y Desarrollo de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA) y al Organismo Internacional Regional de Salud Animal (OIRSA).

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Bibliografía 91 Anexos 93 Abreviaturas 121 Glosario 122

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Anexo 1.Evaluación de la calidad de las postlarvas y pruebas de estrés93 Anexo 2. Aclimatación de postlarvas: detalles técnicos para proceder95 Anexo 3.Manejo de la alimentación con base en el ciclo de muda97 Anexo 4.Muestreo poblacional en el cultivo de camarón 9 Anexo 5. Parámetros que se monitorean en estanques de camarón100 Anexo 6.Fijación de muestras para análisis de laboratorio 102 Anexo 7.Modelo de la OIE para la elaboración de un Plan de Emergencia104 Anexo 8.Normativas internacionales para medicamentos106 Anexo 9. Reglamento (UE) No 37/2010 Límites de Residuos tóxicos112 Anexo 10. Rastreabilidad (o Trazabilidad)117 Anexo 1.Metrología Internacional19

Figura 1. Kínder “Froylan Turcios” reconstruido por una empresa camaronera15 Figura 2. Donación de útiles escolares por el Grupo SEAJOY, Honduras.15 Figura 3. Acceso libre de otros usuarios (pescadores) a los recursos hídricos16 Figura 4. Actividad de capacitación para el personal de una granja camaronera16 Figura 5a. Atención médica al personal como parte del programa de salud ocupacional 16 Figura 5b. Señalización de medidas de seguridad personal ubicadas en áreas de trabajo17 Figura 5c. Señalización de ruta de evacuación en un área de trabajo de una granja 17 Figura 6a. Oficinas técnicas y administrativas de una granja camaronera 17 Figura 6b. Instalaciones de duchas y orinales para trabajadores de una granja camaronera 18 Figura 6c. Instalaciones completas de lavamanos y servicio sanitario 18 Figura 6d. Fuente de agua potable y sistemas de telefonía18 Figura 6e. Abordaje de un bus por parte del personal de una granja camaronera18 Figura 7. Integración con la comunidad durante actividad religiosa (Virgen del Carmen)19 Figura 8. Área de protección de la fauna silvestre adyacente a una granja camaronera20 Figura 9. Estero “Palo Blanco“ (Aguadulce, Panamá) con bosque de manglar20 Figura 10. Mapa con la localización de granjas camaroneras construidas en áreas de albina21 Figura 11a. Zona de albina virgen, caracterizada por áreas húmedas y bosques de manglar21 Figura 11b. Zona de albina virgen en evaluación para la ubicación de una granja 21 Figura 12. Inundación de una granja camaronera por el desbordamiento de un río22 Figura 13a. Construcción de estanques en una granja camaronera, en una zona de albina 23 Figura 13b. Estanques cubiertos con liners en un sistema superintensivo de producción23 Figura 14. Plano del diseño de una granja camaronera25 Figura 15a. Plano de una granja camaronera y secciones transversales de los muros 26 Figura 15b. Corte en un muro de un estanque durante la construcción de una granja26

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Figura 16. Estación de bombeo de una granja camaronera con bombas axiales26 Figura 17. Depósito de combustible rotulado y con una fosa de seguridad27 Figura 18a. Regeneración de mangle en canales de drenaje de una granja camaronera27 Figura 18b. Zona de amortiguamiento adyacente a una granja camaronera27 Figura 19. Puente de una vía de acceso ubicado sobre un canal en una granja camaronera27 Figura 20. Infraestructura administrativa, técnica y logística de una granja camaronera28 Figura 21. Bodega principal de alimento de una granja camaronera28 Figura 2. Casetas pequeñas para almacenar alimento28 Figura 23a. Sistema de agua potable y casa para trabajadores de una granja camaronera 29 Figura 23b. Comedores para el personal de una granja camaronera29 Figura 24. Garita de seguridad y puerta eléctrica para el control de entrada y salida30 Figura 25. Estanque cosechado y en proceso de drenado total33 Figura 26. Secado y desinfección del fondo de un estanque mediante radiación solar33 Figura 27. Examen físico del suelo y toma de muestras para laboratorio en una granja34 Figura 28. Camarón fantasma –“callianassa” (Lepidophthalmus bocourti) 35 Figura 29. Organismos adultos de Tanaidacea36 Figura 30a. Labores de eliminación de sedimento y restablecimiento de canales37 Figura 30b. Labores de eliminación manual de sedimento del fondo después de cosecha37 Figura 31a. Encalado manual de un estanque camaronero38 Figura 31b. Canal reservorio que ha sido encalado manualmente38 Figura 31c. Encalado mecánico de un estanque camaronero38 Figura 32. Tractor tirando de un rotovator durante preparación de estanque para siembra39 Figura 3. Proceso inicial de llenado de un estanque en una granja camaronera39 Figura 34. Proceso final de llenado de un estanque en una granja camaronera40 Figura 35. Tanques de producción de postlarvas en un centro de producción larval41 Figura 36. Proceso de cosecha y embarque de postlarvas en centro de producción larval42 Figura 37a. Revisión macroscópica de postlarvas de camarón por personal de la granja42 Figura 37b. Transporte de postlarvas, aclimatación y monitoreo de parámetros43 Figura 38a. Descarga y estibaje de alimento para camarones en bodega de una granja45 Figura 38b. Alimento almacenado en estibas de una bodega en una granja camaronera45 Figura 39. Prueba de hidroestabilidad en muestra de alimento a su llegada a la granja 45 Figura 40. Distribución de comederos plásticos en un encierro de un estanque de cultivo 47 Figura 41. Operario revisando un comedero en un estanque de una granja camaronera 47 Figura 42. Distribución de alimento al voleo desde un bote de remos48 Figura 43. Análisis rutinario de agua de estanques en una granja camaronera50 Figura 4. Funcionamiento rutinario de un laboratorio en una granja camaronera51 Figura 45a. Diseño de un Disco Secchi y forma de utilizarlo para medir turbidez51 Figura 45b. Equipo básico de campo y laboratorio de una granja camaronera51 Figura 46. Aireadores de paleta en estanques de una granja camaronera52

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

Figura 47. Estación de bombeo de una granja camaronera54 Figura 48. Microalgas pertenecientes a las diatomeas: Navicula y Chaetoceros 5 Figura 49. Microorganismos productores de metabolitos (dinoflagelados y cianófitas)5 Figura 50. Aplicación de insumos agrícolas en un estanque de cultivo de camarón57 Figura 51. Estructura de control de sedimentación y filtración en un canal reservorio58 Figura 52a.Estructuras de entrada y salida en estanque de una granja camaronera59 Figura 52b. Marcos de madera con filtro de malla en una estructura de salida59 Figura 53. Reunión de los gerentes y técnicos con la Autoridad Competente61 Figura 54a. Camarones enfermos y sanos capturados durante un monitoreo sanitario62 Figura 54b. Examen clínico realizado a los camarones durante un muestreo sanitario62 Figura 5. Platos petri con agares TCBS y TSA mostrando crecimiento de bacterias63 Figura 56a. Incubadora con temperatura controlada y cabina de flujo laminar Clase II64 Figura 56b. Equipo para procesamiento de tejidos usado en histología64 Figura 56c. Aparato de PCR para amplificación genómica (ADN o ARN) de patógenos 64 Figura 57a. Autoridad Competente realizando toma de muestras para vigilancia sanitaria 65 Figura 57b. Técnicos de granjas examinando camarones enfermos65 Figura 58a. Recipientes con colores utilizados en granjas para la recolección de basura69 Figura 58b. Recolección de desechos domésticos por un vehículo especializado69 Figura 59. Muestreo de camarones para determinar su calidad antes de decidir la cosecha 71 Figura 60. Cosecha con “bomba cosechadora” en una granja camaronera 71 Figura 61. Proceso de enhielado inmediato durante una cosecha en una granja72 Figura 62. Cursos de capacitación para personal de granjas sobre métodos de diagnóstico74 Figura 63a. Letrero con niveles de bioseguridad en una granja camaronera75 Figura 63b. Áreas de trabajo indicando nivel de bioseguridad antes de ingresar75 Figura 64a. Desinfección de las llantas de un vehículo con sistema de mochila 76 Figura 64b. Pediluvio con solución de amonio cuaternario en entrada al laboratorio76 Figura 65a. Entierro de camarones de desecho fuera de área susceptible de contaminación77 Figura 65b.Aplicación de cal y cobertura con tierra de camarones de desecho77 Figura 6. Limpieza y desinfección en instalaciones de aclimatación de una granja78 Figura 67. Dispositivo para el control de plagas en una granja camaronera81 Figura 68. Letrina portátil ubicada en un área de estanques de una granja camaronera84 Figura 69. Paneles de energía solar utilizados en una granja para reducir costos86 Figura 70a. Formularios para registro manual para actividades de una granja camaronera 87 Figura 70b. Registros manuales tomados en el laboratorio de una granja camaronera 87 Figura 70c.Registro computarizado de datos en un almacén de una granja camaronera88 Figura 71a. Imagen en la pantalla de un computador con software oficial de rastreabilidad 89 Figura 71b. Digitación de información en un formulario oficial para rastreabilidad89

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei 10

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

El “Manual de buenas prácticas de manejo para el cultivo del camarón blanco Penaeus vannamei”, tiene como finalidad hacer disponibles herramientas de aplicación voluntaria para prevenir, mitigar o compensar los impactos ambientales negativos generados por las actividades de las granjas camaroneras, de tal forma que las operaciones de cultivo se desarrollen de una manera responsable con el ambiente y con la sociedad.

De igual manera, este Manual pretende servir de guía para programas voluntarios tendientes a prevenir, reducir y/o gestionar los riesgos relacionados con la inocuidad de los alimentos, la vida, la salud animal y la salud de las personas. Involucra aspectos ambientales, sociales y de seguridad alimentaria y, propone principios para la realización responsable y sostenible del cultivo de camarón en la Región Centroamericana.

Con este Manual se busca apoyar la formulación de directrices nacionales y regionales en el sector camaronicultor, dirigidas a buscar la sostenibilidad de esta actividad y pretendiendo aportar ideas base para el desarrollo de estándares y sistemas de certificación. Los principios y las guías asociadas sobre la implementación, pueden ser usados por los sectores públicos y privados para: a) desarrollar protocolos de manejo para cada granja en los países miembros de OIRSA/OSPESCA, b) mejorar prácticas de manejo y c) sugerir propuestas adicionales de administración para el cultivo del camarón.

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei 12

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANEJO PARA EL CULTIVO DEL CAMARÓN BLANCO Penaeus vannamei

1. Introducción

En el mundo, la acuicultura ha crecido notablemente en los últimos 60 años, pasando de menos de un millón de toneladas en la década de 1950, a 51.7 millones de toneladas en 2006 con un valor de 78,800 millones de USD. A pesar de que la producción por pesca de captura dejó de crecer en la década de 1980, el sector acuícola mundial ha mantenido una tasa de crecimiento medio anual de 8.7% (excluyendo a China, con un 6.5%) desde 1970 (FAO, 2009).

Según la FAO (2009), la acuicultura representa en la actualidad el 76% de la producción mundial de peces de aleta de agua dulce y el 65% de la producción de moluscos y peces diádromos. Su contribución al suministro mundial de crustáceos ha crecido rápidamente en el último decenio y ha alcanzado el 42% de la producción mundial en 2006 y, en ese mismo año, proporcionó el 70% de los camarones y gambas (penaeidos) producidos en todo el mundo.

En el caso de América Latina y el Caribe, señala que la mayor tasa de crecimiento medio anual (2%), seguida por la región del Cercano Oriente (20%) y la región de África (12.7%). El crecimiento de la producción en Europa y en América del Norte se ha frenado de forma sustancial un 1% anual desde 2000. Francia y Japón que solían ser líderes en el desarrollo de la acuicultura, han reducido la producción en el último decenio. Aunque la producción acuícola seguirá aumentando, la tasa de crecimiento podría ser moderada en el futuro cercano.

Con el incremento de la demanda, la producción y la comercialización, hay un aumento en el requerimiento para mejorar la sostenibilidad, la aceptación social y la seguridad para la salud humana. Este no sólo afecta al comercio internacional y presiona a los productores para enfocarse en los métodos de producción que los conduzcan a lograrlo, sino que desafía a los países productores para desarrollar e implementar políticas apropiadas y desarrollar normas que permitan una producción y comercio responsable. Para ayudar a alcanzar estos objetivos, los miembros de FAO en 1995 adoptaron el Código de Conducta para la Pesca Responsable, proveyendo una estructura para el desarrollo responsable de la acuicultura y pesca.

En términos mundiales, no obstante, la producción de los principales grupos de especies sigue estando dominada por un grupo reducido de países. China produce el 7% de todas las carpas (ciprínidos) y el 82% del suministro mundial de ostras (ostreidos). La región de Asia y el Pacífico produce el 98% de las carpas (Ciprinus carpius) y el 95% de las ostras totales. El 8% de los camarones y gambas (penaeidos) provienen también de esta región y los cinco mayores productores (China, Tailandia, Vietnam, Indonesia y la India) suministran el 81%. Noruega y Chile son los dos mayores productores mundiales de salmón (Oncorhynchus kisutch y Salmo salar - salmónidos) cultivado y se reparten el 3% y el 31%, respectivamente, de la producción mundial. Otros productores europeos suministran un 19% adicional (FAO, 2009).

El cultivo de camarón es uno de los sectores de la acuicultura con más rápido crecimiento en Asia y Latinoamérica y recientemente en África. La sostenibilidad de la acuicultura del camarón se debe alcanzar con el reconocimiento y mitigación a corto y largo plazo de los efectos al medio ambiente y a la comunidad. Se debe mantener para ello una viabilidad económica y biológica en el tiempo y proteger los recursos costeros de los cuales ella depende.

(Parte 1 de 8)

Comentários