Los - idolos - amazônicos - completo

Los - idolos - amazônicos - completo

(Parte 1 de 2)

Collyer, T¹.; Sóstenes, S².; Amaro G¹.; Resque, A. C., C².; Vasconcelos, M¹.

¹Instituto Federal de Ciência e Tecnologia do Pará; ²Secretaria de Cultura do Pará/Sistema

Integrado de Museus. tayloraraujocollyer@yahoo.com.br

Resumen Ídolos de piedra del Bajo Amazonas son conocidos por los viajeros desde 1540, como amuletos de la suerte en la busqueda, pesca, guerras, elementos de intercambio o permuta, en los partos y bodas, o de uso en los rituales chamánicos de inhalación del paricá. Joyas de la Arqueología sudamericana, su presencia divide investigadores, si autóctonas, o los objetos de intercambio y permuta con las regiones Andina y Caribeña. En el Amazonia brasileña se encuentran principalmente en la región comprendida entre la ciudad de Santarém y los ríos Trombetas y Nhamundá. Se destaca la zona del lago Sapucuá, en la desembocadura del Trombetas, un bastión de la legendaria tribu de las Amazonas y de la Cultura Konduri, donde muchas de las piezas han sido encontradas, pasando erróneamente a considerar esta región como de su probable origen. Los diez ídolos de la Secretaría de Estado de Cultura de Pará tienen motivos y elementos formales, que se refieren a los estilos y tradiciones líticas de Colombia o América Central. Seis tienen formato humano (un femenino Hf y cinco masculinos Hm) y quatro son Animal reconocibles Ar (felino, batracio, pez manatí y acará bararoá). Hechos en nefrita, actinolita, cuarzo prase, diabásio, arcillo-minerales y magnesita, vienen de la desembocadura del río Caxueri y del lago de Sapucuá, municipio de Oriximiná. Estas composiciones mineralógicas y petrográficas inducen las consideraciones que no están en la Amazonia brasileña, grandes cristales o cúmulos de actinolita, cuarzo prase y magnesita, siendo estos abundantes em las regiones de Pijao/Quindío y San Piedro de la Sierra, Colombia, además de la Venezuela, en los Estados de La Asunción y de Nueva Esparta. Arqueología, gemología, geología.

Abstract Stone idols of the Lower Amazon are known to travelers since 1540, as good luck charms in hunting, fishing, wars, exchange elements or exchange, at births and weddings, or use inhalation paricá in shamanic rituals. Jewels of South American Archaeology, researchers divided their presence, whether native, or objects of exchange and barter with the Andean and Caribbean regions. In the Brazilian Amazon they are mainly in the region between Santarém City and Trombetas and Nhamundá rivers. The lake area Sapucuá at the mouth of the Trombetas, a stronghold of the legendary tribe of Amazons and Konduri Culture, where many of the pieces have been found, wrongly going to consider this region as its likely origin is highlighted. Ten idols of the Secretary of Culture of Pará have motives and formal elements, which refer to the styles and lithic traditions of Colombia or Central America. Six are formatted human (a female Hf and five male Hm) and four are Animal recognizable Ar (feline, batracio, manatee and acará bararoá). Made of actinolite, nephrite, quartz prase, diabásio, clay minerals and magnesite, come from the mouth of Caxueri River and Lake Sapucuá, municipality of Oriximiná. These mineralogical and petrographic compositions induce consideration that they are not in the Brazilian Amazon, large crystals or clusters of actinolite, nefrite, prase quartz and magnesite, and these are abundant in the regions of Pijao / Quindio and San Piedro de la Sierra, Colombia, in addition to the Venezuela, in the states of the Assumption and Nueva Esparta. Archaeology, gemmology, geology. Introducción

La ocupación humana en Amazonía remonta al menos hasta el final del Pleistoceno, cuando llegaron al noreste de Pará, los primeros grupos tradicionalmente conocidos como cazadores y recolectores, más allá de otros flujos migratorios en todo Brasil (Derby, 1882; Hart, 1895; Beltrão, 1974; Consens, 1989; Collyer et al, 2014; Collyer et al, 2015). Durante el Período cerámico, se destacó en el estado de Pará, las culturas Marajó, Tapajó y Konduri, con una gran variedad de artefactos de cerámica, con o sin decoraciones geométricas, además de los artefactos líticos, ídolos y amuletos reconocido en los miles de sitios arqueológicos. Cabe destacar las variedades de puntas de flecha, agarraderas, tuberías, cilindros y perlas, las urnas Cabe destacar las variedades de puntas de flecha, agarraderas, tuberías, tubos, cilindros y perlas, las urnas funerarias, hachas zoomorfas, los ídolos de piedra o amazónica y lós encantamientos, especialmente los muiraquitãs (Collyer, 2013). En todos los sitios se encuentra generalmente la Terra Preta arqueológica (TPA), formada por suelos muy fértiles y estables, que se producen en las zonas donde había La presencia humana y importante fuente de artefactos arqueológicos.

Presentación Los ídolos de piedra del Bajo Amazonas, objetivos de este trabajo, son conocidos por los viajeros desde 1540, como amuletos de la suerte en la busqueda, pesca, guerras, elementos de intercambio o por el trueque, en los partos y bodas, o de uso en los rituales chamánicos de inhalación del paricá. Entre las muchas citas, se destacan las historias de viajeros regionales desde el siglo XVII y XVIII, como el jesuita Cristóbal de Acuña, que acompañó a Pedro Teixeira viaje desde su ciudad de Quito, Ecuador, a Belém do Pará en 1639, describiendo los indígenas de los rios Trompetas y Tapajós que se utilizon ídolos de piedra y madera. En 1871 el investigador João Barbosa Rodrigues, fue designado por el Gobierno Imperial brasileño para explorar los ríos Tapajós, Trombetas y Yamundá, ya que tenía especial interés por esta región, basado en las informaciones del dominico fray Gaspar de Carvajal, que en 1542, acompañó la expedición de Francisco de Orellana, en el Amazonas y escribió que podría haber sitios arqueológicos de la legendaria tribu de Amazonas (Rodrigues, 1875a, b; Rodrigues, 1889a, b). También presentó información detallada acerca de un ídolo amazónica de la región Paru-Amoi río y hecho de "piedra". Otro estudioso de los ídolos de piedra, fue el Padre. Lisle du Dreneuc, del Museo de Nantes, Francia, durante el período 1882-1924, que presentó en el IX Congreso Internacional de Americanistas de 1892, en Huelva, España, dos piezas hechas de esteatita y serpertina. Este sacerdote escribió en 1889, "Nouvelles d'Découvertes ídolos del'Amazones" sobre estos ídolos, y señaló que habían sido adquiridos por el padre Augusto Cullerre, vicario de la Parroquia de Óbidos en la década de 1880, que a su vez, se había "confiscado" de los indios Konduri (Lisle du Dreneuc, 1829). Este hecho se hace creer, durante más de cien años, que esta variedad de artefactos estaría relacionada con la Cultura Konduri. Asta hoy, estas joyas de la Arqueología sudamericana, tienen su presencia dividindo investigadores, si autóctonas, o los objetos de intercambio y permuta con las regiones andina y Caribeña.

Concepto y aplicaciones La definición de un ídolo de piedra o madera estuvo a cargo de los investigadores Barbosa Rodrigues y José Veríssimo, que acompañaron a la terminología original de Cristóbal de Acuña, que escribió: “Adoran ídolos de pedra e madeira, que fabrican com sus manos, attribuyndo a unos el poder sobre las aguas, y em sus batallas. Dizen qye estos Dioses baixaron del cielo para companarlos y hacerlos bien, y asi quando han de ir a la guerra, llevan en la prôa de las canoas el ídolo en quien tienen puestas las esperanças de la victoria”, (Acuña, 1641 In: Rodrigues, 1899, p. 198). De este modo consideramos, aquí también como consagrado, el término Ídolos de Piedra o Amazónicos, como amuletos de la suerte, artefactos en la guerra, la caza y la pesca, en los matrimonios y nacimientos, así como elementos de intercambio o de uso en rituales chamánicos de inhalación del paricá (Serrano,1941; Prous, 1992). En parte son creencias similares y relacionadas con lós amuletos muiraquitãs (Collyer, 2013).

Figura 01. Ídolo de piedra o amazônico y paja de inhalación de paricá.

Ubicación y locales de ocurrencia En el Amazonia brasileña los sitios con mayor frecuencia se encuentran principalmente en la región llamada Bajo Amazon, comprendida entre la ciudad de Santarém y los ríos Trombetas y Nhamundá. Se destaca la zona del lago Sapucuá, en la desembocadura del rio Trombetas, un bastión de la legendaria tribu de las Amazonas y de la Cultura Konduri, donde muchas de las piezas han sido encontradas, pasando erróneamente a considerar esta región como de su probable origen.

Figura 02. Amazonia Panamericana.

Clasificación y composición La siguiente clasificación formal de Porro (2010), se utiliza en este trabajo para los

Ídolos de Piedra o Amazonicos:

A- Femenino Humano (HF); B- Varón Humano (HM); C- Indefinible Humano (HI); D- Antropozoomorfo (HA); E- Animales Reconocibles (AR) e; F- Animal Indefinible (AI).

Se destacan aquí, también, las clasificaciones etnológica e iconográfica de estos ídolos, de Goeldi, 1906. In: Sanjad y Silva (2009), en su obra "Los ídolos de arcilla y piedra de la región amazónica", y también " "ídolos Androgynos y Phalomorphos de extintos indios", a pesar de incluir los numerosos casos, de estos artefactos, tanto en la región del Bajo Amazonas y en la Isla de Marajó y el valle del río Araguaia. Uno tiene que tener en cuenta también que, no siendo un geólogo, Emilio Goeldi en su pesquisa etnológica e iconográfica, no podría proporcionar más detalles mineralogicos y petrológicos de los ídolos, para usarlos en la suya clasificación de los "Ídolos Androgynos y Phalomorphos de indios extintos” con emphatic carácter fálico y agrupándolos en Ídolos de Piedra y Barro (arcilla).

Figura 03. Ídolos andróginos y falomorfos de indios extintos.

Goeldi exhibió réplicas de ídolos de piedra y arcilla en el Museo Paraense, y presentó las copias fotográficas en el Congreso Internacional de Americanistas XIV en Stuttgart en Alemania. Con el título "urnas funerarias de los pueblos indígenas extintos e ídolos de barro y piedra de la región amazónica", les relaciona con los monolitos y columnas de piedra en América Central. Por lo tanto, las correlaciones de los ídolos de piedra del Amazonas con los sitios arqueológicos del Complejo Arqueológico en el Alto Magdalena y San Agustín en Colombia, corroborando la lógica difusionista, defendida por el Dr. Preuss, director del Museo Etnográfico de Berlín (Preuss, 1929, In: Walde- Waldegg & Uribe, 1974). Por lo tanto, la región de San Agustín sería el centro difusor de este tipo de cultura, y demás de América Latina y las ocurrencias de Bajo Amazonas en Brasil, han sido influenciados por el comercio o la conquista del territorio por los grupos indígenas de San Agustín. Con respecto al bajo Amazonas, Preuss argumentó que: “considerando el aislamiento en que se encuentran en que se hallan tales representaciones y lo extraodinarias que son, creo que no será posible suponer que hayan podido nacer independientemente de influencias extrañas, a pesar de que no corresponden la una com la outra en las particularidades. Debemos suponer que lãs mismas relaciones existen entre estas e las pequeñas y exóticas figuras de piedra que se hallaron en la región del bajo rio Trombetas”.

El origen probable El naturalista João Barbosa Rodrigues, entre 1871 y 1874, encontró varios ídolos de piedra en la región del rio Paru-Amoi. Consideró que serían originarios de la cuenca del río Orinoco, en Ecuador, Perú, Nicaragua, Colombia o de la Venezuela, llevados a través del trueque o la conquista de los territorios por los indígenas de San Agustín. José Veríssimo también sugirió que podrían ser confeccionados en la Amazonía debido las formas de peces acara bararoá y tambaqui, típicas de los ríos en la Amazonía brasileña, sin molestarse en considerar el uso de la forma establecida por la regionalización de un hábito tradicional (figura 04). Dos más de estos ídolos fueron los más destacado en el IX Congreso Internacional de Americanistas en 1892, han sido descritos en el texto "d'Découvertes del'Amazones Nouvelles ídolos", del Padre Lisle du Dreneuc, cuando fueron erróneamente relacionados con la Cultura Konduri de la región del Bajo Amazona.

Figura 04. Peces acará bararoá y tambaqui hechos em actinolita. Amazonía brasileña.

Los ídolos de la Secretaría de Cultura de Estado de Pará Los diez ídolos de piedra pertencientes a la Secretaría de Estado de Cultura de Pará, tienen motivos y elementos formales, que los relacionan con estilos y tradiciones líticas Andinas y de Centroamérica. Todos vienen de la región del Bajo Amazonas, más precisamente de la desembocadura del rio Caxueri, municipio Juruti; del lago Sapucuá, de la región de la boca y del río Cachorro y también del entorno de la corredera de la Fumaça, municipio de Oriximiná. Seis fueron hechos de minerales y rocas, uno en nefrita, uno en actinolita, uno en prasiolite, uno en magnesita y los otros dos en diabase (Figuras 05, 06 y 07). Los otros cuatro ídolos restantes fueron hechos en arcillo-minerales (Figura 08). Con o sin agujeros en su estructura, el tamaño de estos ídolos es variable, tienen altura que varía

cm

entre 7,50 y 17,0 cm, ancho entre 3.5 y 8.0 cm y el espesor que puede alcanzar hasta 4

Figura 05. Ídolos de piedra hechos de nefrita (izquierda) y actinolita (derecha) y con formato Humano Femenino (Hf) y Animal Reconocible (Ar), .

Figura 06. Ídolos de piedra hechos en prasiolite (izquierda) y magnesita (derecha), con formato Indefinible Humano (HI) y Animal reconocibles (AR), pez acará bararoá.

Figura 07. Ídolos de piedra hechos em diabase (izquierda y derecha) y formatos Varón Humano (HM) y Animal Reconocibles (AR), pez manatí.

Figura 08. Ídolos de barro (arcillo-minerales), o todavía, Ídolos Androgynos y Phalomorphos, con formatos Femenino Humano (HF) (a la izquierda), Varón Humano (HM), los dos centrales, con los órganos sexuales y Animal Reconocibles (AR), un felino (a la derecha).

Considerações genéticas

Durante la década de 1970, se llevó a cabo una investigación geológica básica realizada por el programa RADAM BRASIL. Por otro lado, entre 1974 y 1981, el Gobierno Federal de Brasil, junto con el Instituto del Desarrollo Económico y Social del Pará, también se sometieron a una investigación geológica en escalas regional y de semidetalle de la porción Norte del Estado de Pará, a lo largo de las cuencas de los ríos Nhamundá, Trombetas, Erepecuru, Curuá, Cuminá, Paru y Maicuru, más allá de la zona que rodea la carretera federal BR 163, Santarém-Cuiabá, con 957 kilómetros. Por lo tanto, se puede suponer con seguridad razonable de la ausencia de sistemas de ejes mineralizadas con piroxeno y anfíboles del grupo jadeíta y nefrita y, magnesita y depósitos prasiolite en la región del Bajo Amazonas (Almeida et al, 1977; Chaves et al, 1977; Collyer, 2010; Collyer, 2012).

Así, como entre los minerales y rocas que forman los constituyentes de los ídolos de piedra o amazónicos, están la nefrita, actinolita, cuarzo prase, magnesita, diabase y arcillo-minerales, solamente los arcillo-minerales y lo diabase se encuentran comúnmente en la Amazonia brasileña. Cuanto a los otros, su presencia en los afluentes del río Amazonas, y en las orillas, inducen las consideraciones de que son artefactos que fueron trasladados de otras regiones, probablemente la andina o de la Centroamérica.

(Parte 1 de 2)

Comentários